Consejos básicos para asistir a nuestra perra próxima al parto.

Gestación en perras

La gestación es el periodo comprendido entre la monta y el parto. En la perra dura entre 58 y 63 días; aunque puede ser muy variable ya que es difícil determinar el momento exacto de la ovulación.

Los signos de gestación no se harán evidentes hasta pasadas 6/7 semanas.

  • Notaras cambios, la perra come más, duerme más o estará más inquieta.
  • El abdomen ensanchará a partir del mes/mes y medio. 
  • El aumento de las mamas se dará alrededor de la 4ª o 5ª semana.

Métodos diagnósticos para comprobar si la perra está preñada:

  • La temperatura corporal de la perra es un indicador del momento de parir, ya que se mantiene por encima de lo normal; 38/38.5ºC, durante toda la gestación y luego desciende cuando el parto esta próximo, generalmente 24 horas antes. Por eso los últimos días usted podría tomar la temperatura de su perra para calcular el momento aproximado, preparar todo y avisarle a su veterinario con tiempo.
  • Palpación abdominal: a los 25 a 30 días, los perritos y se palpan y estan alineados, tensos y de unos 15 a 33 mm de diámetro, todo según el tamaño de esa raza de perro. Después del día 35/40 los fetos crecen, están formados, y pierden tensión dificultándo la palpación. A los 50/55 sí se puede volver a comprobar.

El precio será como una consulta por especialidad, (una gestación o parto en este caso), puede rondar los 55€, pero si es una de Revisión tras la anterior, está por los 15€. Según tu acuerdo o servicios contratados a tu veterinario, porque en muchas clínicas la primera visita es gratis. Esto no incluye análisis de sangre u orina, ni pruebas médicas como los diagnósticos por ecografias, radiografías, endoscopias, etc.

  • Ecografía: A partir del día 20/25 podremos escuchar los latidos de los cachorros pero no se puede determinar cuántos son. Unos 40€ aprox.
  • Radiografía: a partir  del día 42/45. El método para determinar el tamaño de la camada. ¿Cuántos son? Por unos 25€ aproximadamente.
  • Relaxina: es la única hormona específica del embarazo, la segrega el útero cuando se implanta un ovulo fecundado. Aparece en sangre a los 22/25 días de la ovulación y su pico es a los 40/50 días. Solo se detecta en perras preñadas y puede haber falsos negativo cuando los cachorros son muy pequeños o hay alguno muerto.

Esta última, Relaxina, pertenece a las pruebas de laboratorio y el precio se debe de consultar, porque no es necesaria; a excepción por un motivo de salud de la perra o porque sean criadores que llevan un riguroso control sobre el parto de su perra.

Parto de la perra:

  1. Primer etapa: unas horas antes del parto notaras en tu perra que las contracciones comienzan; la vagina se dilata y aparece un fluido moco transparente y muy viscoso a través de ella para lubricar el canal del parto. También pueden observarse gotitas de calostro en las mamas, aunque lo más normal es que salgan una vez que han nacido los cachorros. Contracciones espasmódicas e irregulares de los músculos del útero que sirven para producir la relajación del útero y la vagina. La perra en este momento tendrá fuertes dolores; no debes de preocuparte si no expulsa los cachorros, puede estar en ese estado hasta 24 horas o más. Las perras primerizas en esta etapa pueden demorarse más tiempo, si notaras que está en mal estado, le duele demasiado o no comienza el parto, llama a tu veterinario, puede ser por diversas causas, aparte de su inexperiencia.
  2. Segunda Etapa:  es el periodo parto de la perra o de expulsión que comienza cuando la dilatación del cuello es completa, notarás realmente las contracciones, la perra estará nerviosa, quizá se queje en cada una de ellas pues en esos momentos está abriéndose su útero y parirá a sus cachorros.
  3. Tercera etapa: el útero se contrae y expulsa todos los restos de placenta, sangre y líquido amniótico. Es normal que aparezca flujo vaginal color rojizo oxidado o aspecto marrón verdoso después del parto. Importante que no huela mal, y que sea algo momentáneo que forma parte del parto. Esto no debe seguir días posteriores, podría significar infección.

Nacimiento de los perritos

En la mayoría de las veces, en el parto de la perra (o de gatos u otros mamiferos) el cachorro se presenta de cabeza, por norma general la madre se encarga de cortar el cordón, se comerá la placenta; déjala, es algo natural, contiene elementos necesarios pra la subida de la leche.  Limpiará al recién nacido, incluso lo activará lamiéndole la carita, los ojos, la nariz y la boca para empiece a respirar. 

El nacimiento de los demás cachorros será de forma irregular, y sin ningún ritmo o margen de tiempo. Es decir, podrá parir todos en una hora o estar 2 horas sin parir y después continuar. Si le hicieron ecografía, sabrás cuantos perritos trae y cuando habrá terminado el parto. Si alguno no llega a salir, deberás llamar al veterinario para ver la forma de expulsarlo, pues es motivo de infecciones y algunas veces, lleva a la muerte en el parto de la perra mama.

Si percibes que la perra está muy cansada, jadea, se quiere acostar y parece que abandona al cachorro sin haber quitado la membrana, tendrás que intervenir tú porque el recién nacido tiene pocos minutos para comenzar a respirar. Coge la membrana haciendo un leve pellizco a la altura de la boca del perrito y córtalo, para que pueda respirar por sus propios medios.

Después ya fuera de peligro, ve quitándole al cachorro el resto de la membrana. El cordón umbilical lo atas muy cortito, cerca de la barriga para que no te sobre tripa, y cortas. Será suficiente, después su madre se encargará del resto.

Intenta arrimarlo a su madre cuando haya terminado el parto, para que comience a lamerlo y darle calor. Es muy importante que todos los cachorros tomen calostro porque es la fuerza que tendrán para luchar contra enfermedades o infecciones, ya que aportan defensas y anticuerpos que lo ayudan en los primeros días de vida.

Problemas de gestación o de parto.

  • Si durante los últimos días de preñez, la perra segrega un moco verdoso con mal olor (o sin esto), hay que ver eso inmediatamente, podríamos estar en las puertas de una septicemia; puede ser un cachorro muerto que afectará a los demás pudiendo producir la muerte de todos y de la madre .
  • Cuando hay fuertes contracciones rítmicas por largo tiempo sin resultado alguno. El cachorro debería nacer dentro de las 24 horas de estar la perra de parto.
  • Si de la primera etapa a la segunda se detienen o disminuyen las contracciones.
  • Cuando hay hemorragia después del parto ya que puede deberse a falta de contracciones uterinas que se dan por cansancio del órgano por un parto prolongado o estiramiento excesivo de sus paredes por la presencia de numerosos cachorros.
  • Si se rompe la membrana del agua y el cachorro no nace inmediatamente.
  • La temperatura baja en el momento del parto, si notas que por el contrario sube mucho, puede haber un cachorro muerto que provocará una fuerte infección. Llama pronto, el tratamiento antibiótico debe ser inmediato con la extracción del perrito muerto.
  • Si después de acabar de parir vuelven las contracciones. Atentos a este signo de nuevos nacimientos, porque si no nacen más deberás llamar al veterinario.

¿Cuánto cuesta el parto de un perro?

El precio final del parto en clínica ronda de 250€ a 400/500€. Teniendo en cuenta todo el proceso que lleva el parto, ecografías, anestesia, etc. Pero lo desglosamos…

Si hay que reanimar a los perritos lo cobraran aparte, y si la perra debe quedar hospitalizada tras el parto, (50€ al día) tanto la medicación administrada e incluso los sueros irán también en anexo; precio aparte. Ten en cuenta, que si es una Consulta de Urgencia, y no un parto programado con tu clínica habitual la cual llevó el seguimiento de la gestación, puede subir un 25%.

Todo esto es flexible, según la clínica o veterinario que contrates. Es aconsejable no estar dando saltos de un veterinario a otro; dejándonos llevar por consejos ajenos y recomendaciones de otros sobre lo bien que fue el parto de su perra. Busca el tuyo, ten confianza en él o ella, que conozca a tu mascota, y que tu mascota también se sienta cómoda con su médico.

Cuando hayan nacido asegurarás que mereció la pena. Llenarán tu vida de alegría y risas, de ternura y juegos. Y no te importará mucho si te rompen algo de casa, porque volverás a tener la certeza; mereció la pena.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
You cannot copy content of this page